Soluciones para campamentos de Promet se imponen en Quellaveco y Mina Justa

No es un accidente que Promet tenga “tanto trabajo”. Su buena estrella es consecuencia, en gran medida, de su capacidad para complacer a sus clientes y la posibilidad de brindarles un abanico de soluciones.

El 2018 será acaso uno de los mejores años en la historia de la corporación Promet. Esta empresa es la responsable de hacer realidad los campamentos, tanto de construcción como de operación, de los dos más importantes proyectos mineros que se emprenden actualmente en el país: Quellaveco, de Anglo American, y Mina Justa, de Marcobre.

El camino ha sido arduo pero al final ha prevalecido la calidad de los servicios y productos de Promet. Con Anglo American, esta empresa peruana ha trabajado desde el 2012. En el 2015 instaló el campamento de construcción y ahora trabaja en el montaje de un campamento nunca antes visto en la minería peruana para este proyecto de US$5,300 millones en la región de Moquegua.

 Cuando culminen los trabajos del campamento de Quellaveco, en enero del 2019, trece edificios de cuatro pisos cada uno se elevarán en el horizonte. Trece edificios modulares con los más altos estándares de seguridad y confort: modulares de alta gama Dlux. Además habrá una edificación de 15,000 metros cuadrados, una sala multipropósitos de dos niveles. Mientras los modulares son construidos en planta, la sala multipropósitos es montada en simultáneo en el campamento minero Quellaveco, denominado Salveani.

“Se trata de un sistema tipo hotel”, indica Patrick Gómez, jefe comercial de Promet. Hotelero por las comodidades, y hotelero también debido al régimen de trabajo en minería. “Habrá habitaciones para una, dos y hasta cuatro personas”, subraya. En estos edificios convivirán tanto ejecutivos de la plana mayor como los colaboradores de todas las divisiones de la empresa.  “Promet tiene la mayor cantidad de edificios de cuatro pisos en la minería peruana”, resalta Gómez.

Promet, para Quellaveco, también instalará estructuras auxiliares como una posta, lavanderías, espacios para las oficinas administrativas y otros. Además se encarga de detalles como el tendido de redes sanitarias y la totalidad de lo relacionado con el urbanismo en el campamento Salveani como espacios para los deportes y la distensión. Todas estas estructuras están pensadas para mantenerse en pie y en buen estado durante toda la vida útil de la mina.

El campamento de Quellaveco está proyectado para alojar alrededor de 4,500 personas. Promet. “Esto nos permite estar a la vanguardia de la construcción de campamentos y le da a Anglo American sistemas constructivos eficientes, que lo van a ayudar a poder realizar su operación sin la preocupación de tener ningún tipo de problemas de acá a lo que viene todo el desarrollo de la mina”, explicó. Señaló que la inversión en el campamento es de US$ 53 millones.

La presencia de los productos y servicios de Promet en Mina Justa, de Marcobre, también es un hecho. Con su diversidad de alternativas y su probada versatilidad, la empresa peruana ganó la licitación del campamento para este proyecto a finales del 2017. Durante la etapa de construcción de la mina del proyecto Mina Justa habrá en el área de Marcona, Ica, unas 3,500 personas moviéndose de aquí para allá, cenando y pernoctando. Mantenerlas a buen resguardo, a gusto, sanas y seguras es la función del campamento de construcción.

 Una vez concluida la obra, la mina comenzará a operar. Para ese entonces en Mina Justa solo habrá no más de 800 personas. El campamento para la operación Promet lo debe entregar, según Gómez, en mayo del 2019 o antes. En estos momentos, hay 600 colaboradores de Promet en ambos proyectos mineros: 400 en Quellaveco y 200 en Mina Justa. “Estamos con bastante trabajo”, resume Gómez.

El campamento de Mina Justa tendrá capacidad para alojar a 3,500 personas. En ese sentido,  el jefe comercial de Promet manifestó que esto demuestra que su representada tiene la capacidad para afrontar grandes retos en forma simultánea. “En Mina Justa estamos a partir de marzo de este año ejecutando todo el proyecto, es una EPC (obra llave en mano). En esta obra la inversión en lo tocante al campamento es de US$21 millones. La mina va a ir creciendo y va a requerir mayor infraestructura de otro tipo y estaremos acompañándolos”, indicó.

No es un accidente que Promet tenga “tanto trabajo”. Su buena estrella es consecuencia, en gran medida, de su capacidad para complacer a sus clientes y la posibilidad de brindarles un abanico de soluciones, desde modulares de lujo hasta carpas de seis o veinte metros, desde sistemas autoportantes hasta paneles aislantes.

Los conocedores del sector saben que las grandes compañías mineras requieren siempre productos y servicios cuya calidad está a menudo por encima de lo que indica el reglamento de un país. Sucede así con el proyecto Quellaveco y Mina Justa, y acontecerá así con los otros megaproyectos por venir.

“La fortalece de Promet yace en que ofrecemos a nuestros clientes un mix de soluciones, dependiendo de las especificaciones de los proyectos”, profundiza Patrick Gómez. Se debe también a la especialización de la empresa. Promet Perú es una firma dedicada al desarrollo integral de proyectos de infraestructura para campamentos, tales como alojamientos, oficinas, comedores y otros edificios de servicio, tanto en venta como en alquiler. Los ejecutivos y personal técnico de Promet han participado en los proyectos más importantes desarrollados en el Perú en diversos sectores.

Compartir en: